Comidas fáciles de preparar

Comidas fáciles de preparar
Puntúa este post

Comidas fáciles de preparar para un primer plato.

Los primeros platos en la dieta paleolítica no tienen que ser aburridos. Aunque usted decidiera limitarse a ensaladas, comidas fáciles de preparar donde las haya, es tal  la variedad de verduras que podría consumir una diferente cada día del año. Ensaladas crudas, con las verduras al vapor, combinadas con ave, con frutas, con frutos secos… las posibilidades son realmente infinitas. Pero hoy le voy a proponer un plato un poco especial e ideal para aquellas personas que ya estén en su peso y hagan un buen entrenamiento, o para un día que quiera darse un capricho dulce.

Brochetas de plátano al horno.

Ingredientes para cuatro personas:

2 plátanos cortados en rodajas gruesas.

El jugo de medio limón.

1 cucharada de postre de miel.

½ piel de naranja rallada.

Canela al gusto.

Un poco de nuez moscada.

Una cucharada grande de aceite de coco.

Preparación: mezclamos el limón, la ralladura de naranja, las especias, la miel y el aceite. Clavamos los trozos de plátano en 4 palos de brocheta y los colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear o untada de aceite de coco. Rociamos la fruta con la mezcla que hemos preparado y horneamos a 170º durante 40 minutos.

Un primer plato original, delicioso y realmente sencillo de preparar.

Receta sencilla de un plato de carne al estilo paleo.

No es complicado realizar recetas de comidas fáciles de preparar a base carne o de pescado para la dieta paleo. Casi todas las dietas convencionales pueden ser modificadas para convertirlas en sanas recetas aptas para este modo de alimentación. Esta dieta es una adaptación de un pastel de carne. Al final del artículo encontrarán el enlace a la receta original en la está basada.

Pastel de pavo

Ingredientes para dos personas:

200gr de carne picada de pavo. Si se prefiere puede ser mezcla de pavo y pollo.

½  pimiento rojo cortado en trocitos.

½ cebolla pequeña cortada muy menuda.

1 diente de ajo muy picado.

2 huevos duros de gallina o 6 huevos duros de codorniz.

1 huevo crudo.

Pimienta y orégano.

Preparación: Se trata de una receta sencillísima incluso para aquellos que no cocinen nunca. Tan solo deberá de mezclar todos los ingredientes en un cuenco, amasando con las manos para que todo quede bien mezclado. Excepto los huevos duros, por supuesto. Cuando necesite comidas fáciles de preparar recurra al horno, contrariamente a lo que pueda parecer es muy sencillo cocinar en él y las comidas salen siempre en su punto. Precaliéntelo a 180º  durante diez minutos. Coloque algo menos de la mitad de la carne en un molde para plum cake untado en aceite de coco. Ponga encima los huevos duros, cúbralos con el resto de la carne y al horno durante cuarenta minutos.

Pescado estilo paleolítico.

Una de las comidas fáciles de preparar por definición es el pescado. Les presento una sencilla receta de salmón que hará que se chupen los dedos.

Salmón a la plancha.

Ingredientes para una persona:

1 ración de lomo de salmón no muy grueso.

Zumo de ½ limón.

Pimienta y perejil.

Aceite de coco.

Preparación: se deja macerar durante un par de horas el salmón en el aceite, el limón y la pimienta. Se retira de la bandeja y se coloca en una sartén vertiendo el jugo por encima. Cocinar a fuego medio hasta que esté hecho hasta la mitad de su grosor. Se da la vuelta y se deja hacer por el otro lado.

Sencillo aperitivo paleolítico.

Una de las cosas que más nos dificultan una dieta sana son las reuniones sociales.  El ser humano se reúne para charlar, ver una película, disfrutar de un encuentro deportivo… y para comer y beber. Hay algunas comidas fáciles de preparar que pueden solucionarle un encuentro de este tipo. ¿Qué le parecería disfrutar de un sabroso guacamole?

Guacamole.

Ingredientes para tres personas:

2 aguacates.

3 tomates picados.

1 pedacito de cebolla bien picada.

Cilantro al gusto picado.

Zumo de dos limas o de un limón (recomiendo la mezcla de ambos).

Preparación: Se pelan los aguacates y se aplastan bien con un tenedor hasta obtener un puré. Añadir el zumo de los limones y revolver bien. Por último incorporamos las verduras. Para evitar que se ponga negro, puede dejar los huesos del aguacate dentro de la mezcla.

Se puede acompañar de tiras de verdura crudas y es un aperitivo fácil y sano. Este guacamole también sirve de acompañamiento para otros platos, siendo un buen sustituto de las guarniciones de patata y arroz a los que normalmente se está acostumbrado antes de emprender esta dieta.

Deja un comentario