Dieta para mujeres embarazadas

Dieta para mujeres embarazadas
Puntúa este post

La mejor dieta para mujeres embarazadas: la más natural.

Cuando una mujer se queda embarazada su cuerpo sufre una serie de cambios que hay que tener en cuenta a la hora de alimentarse. Si bien es cierto que una mujer embarazada debe de comer de una forma variada y nutrirse correctamente no es verdad que sea necesario comer por dos. Es un mito que nuestra sociedad ha fomentado y que puede acarrear serios problemas de sobrepeso que perjudiquen el embarazo.

La mejor dieta para mujeres embarazadas es la que se basa en una alimentación natural, como puede ser la dieta paleolítica, pero siempre adaptada a las necesidades especiales que se pueden tener durante esta etapa tal especial. La principal crítica que algunas personas hacen a la dieta paleolítica durante el embarazo es el exceso de proteínas, que pueden sobrecargar el hígado. Sin embargo la dieta paleolítica no es una de estas dietas hiperproteínicas de moda y no supone ningún problema para este órgano. Al contrario.

Alimentos a evitar durante el embarazo.

Una mujer embarazada debe evitar determinados alimentos que pueden causar problemas para ella misma o para el desarrollo del bebé. Precisamente muchos de estos alimentos no permitidos en la dieta para mujeres embarazadas tampoco lo están en la paleo. Veamos por familias de alimentos que debemos evitar:

Azúcar y dulces: durante el embarazo aparece el peligro de desarrollar diabetes gestacional. Es por eso que el consumo de azúcar no es recomendable y tampoco los dulces elaborados. En la dieta paleo ya no se utiliza el azúcar refinado, pero también se debe moderar o evitar el consumo de miel. La stevia natural si estaría permitida.

Grasas y carnes: Las grasas perjudiciales, las contenidas en alimentos elaborados, no forman parte de la dieta para mujeres embarazadas ni de la paleo. Para evitar el exceso de peso es recomendable comer carne magra y rechazar los cortes más grasos o el bacon. Los embutidos tampoco están permitidos durante el embarazo, así como ningún tipo de carne cruda.

Pescados y mariscos: Los pescados de gran tamaño son los que tienen más cantidad de mercurio procedente de la contaminación del mar y no deben de ser consumidos por las mujeres embarazadas. El resto de pescados si deben consumirse pues sus beneficios son mayores que los posibles problemas que pueda acarrear la pequeña cantidad de ese metal que se pueda encontrar en ellos. Los mariscos siguen siendo motivo de polémica y de enfrentamientos aunque cada vez son más los que se inclinan por su consumo de forma moderada. Jamás se debe consumir pescado o marisco sin cocinar.

Huevos, frutas y verduras: en la dieta para mujeres embarazadas hay que descartar las verduras y los huevos crudos. Se deben de consumir cocinados al vapor o a la plancha.

Otros consejos para evitar sobrepeso o problemas durante el embarazo.

Durante el embarazo debe de evitar consumir alimentos fritos, mucho más calóricos y decantarse por comidas más sanas, cocinadas al vapor, a la plancha o en papillote. Puede usar una pequeña cantidad de aceite en crudo para aliñar, aunque se recomienda aplicarla en vaporizador para consumir menos.

El café o el té también deben de descartarse dentro de la dieta para mujeres embarazadas ya que los excitantes pueden perjudicarla. Puede cambiarlos por infusiones que además pueden ayudarle. Por ejemplo las infusiones de manzanilla y romero ayudan con las nauseas matutinas de los primeros meses; las de menta, jengibre y roibos son muy recomendables tras la comida para ayudar a hacer la digestión y en su momento también favorecerán la producción de leche materna; beber infusiones de frambuesa con regularidad durante el embarazo ayuda a relajar los músculos del útero y contribuye a aliviar los dolores del parto.

Deja un comentario