Enfermedades causadas por la obesidad

Enfermedades causadas por la obesidad
Puntúa este post

Enfermedades causadas por la obesidad en nuestra sociedad actual.

Todos sabemos que hay multitud de enfermedades causadas por la obesidad. Pero muchas veces tendemos a confundir la obesidad y el sobrepeso sin diferenciar ambas cosas. Una de las maneras más exactas de determinar cuando existe obesidad es mediante el cálculo del índice de masa corporal. El IMC se calcula  dividiendo el peso expresado en Kg. entre la altura en metros elevada al cuadrado. Es decir, si una persona pesa 70 Kg. y mide 1,70 metros su IMC sería de 70/(1,70) ^2 = 24,2. Un IMC normal está entre 18,5 y 25. A partir de 25 se considera sobrepeso y si se superan los 30 entonces es cuando hablamos de obesidad. Estos valores corresponden tanto a hombres como mujeres adultos.

Evidentemente un culturista puede tener un IMC alto y no ser obeso ni tener sobrepeso, pero tampoco podría considerarse un caso “normal” ya que su desarrollo muscular es superior a la media.

En nuestra sociedad actual podemos ver muchos ejemplos de enfermedades causadas por la obesidad de forma directa o que son agravadas por esta: enfermedades cardiovasculares, diabetes, problemas de hipertensión, síndrome metabólico e incluso cáncer.

Síndrome metabólico.

Con este nombre se denomina a un conjunto de enfermedades o factores de riesgo que reunidas en un mismo individuo aumentan sus posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo II. En gran parte son síntomas o enfermedads causadas por la obesidad:

-Hipertensión.

-Altos niveles de azúcar en sangre.

-Triglicéridos elevados.

-Bajos niveles del llamado colesterol “bueno”.

-Acumulación de grasa en la cintura.

En los últimos años se ha visto como la edad media de las personas con este síndrome metabólico pasaba de ser 50 años a ser 35 años. Esto es debido a los malos hábitos alimenticios, causados en parte por la proliferación de la llamada comida basura y en parte por los estragos de la dieta baja en grasas que se puso de moda a partir de los setenta.

Las enfermedades cardiovasculares.

Las enfermedades cardiovasculares, en concreto el infarto, es la causa de 800.000 muertes al año solo en los EEUU y es el motivo de la muerte en un tercio de los casos  de los latinos allí residentes. Algunos de los factores de riesgo asociados a estas muertes tienen una relación directa con la obesidad: la diabetes, la tensión arterial alta, la falta de ejercicio físico, el colesterol y los triglicéridos. Claramente se puede decir que en muchos casos son enfermedades causadas por la obesidad.

Una dieta equilibrada unida al ejercicio regular, tal como predica la dieta paleolítica,  ayudan a prevenir este tipo de enfermedades.

La diabetes tipo II.

Esta clase de diabetes tiene una gran relación con el síndrome metabólico y se considera en muchos casos dentro de las enfermedades causadas por la obesidad. La mayoría de las personas que la padecen a una temprana edad tienen una predisposición genética y/o son obesos.

Son muchos los estudios que demuestran que un paciente con diabetes mejora notablemente al perder peso y que algunos incluso llegan a poder dejar los tratamientos y hacer una vida normal siguiendo simplemente unas pautas alimenticias. Por el contrario los médicos han llevado a cabo estudios que demuestran que por cada kilo que pesamos por encima de nuestro peso normal, aumentamos en un 4,5% las posibilidades de desarrollar diabetes tipo II.

Una vida sana ayuda a prevenir estas enfermedades.

Un estilo de vida sano es vital para mantenernos en forma y con ello prevenir las enfermedades causadas por la obesidad. En cuestión de alimentación lo recomendable sería consumir siempre alimentos naturales, de temporada y que nuestro cuerpo esté diseñado para consumir. La dieta paleolítica se basa en estos principios por lo que es muy adecuada para combatir la obesidad. Además va más allá de las pautas alimenticias ya que recomienda combinarse con ejercicio regular. La dieta paleolítica es pues una alternativa saludable para ayudar a evitar muchas de las enfermedades que más daño hacen actualmente.

Enfermedades causadas por la obesidad: trastornos psicológicos.

Cuando hablamos de enfermedades causadas por la obesidad  no podemos olvidar que este problema no afecta solo a nuestro cuerpo, sino también a nuestra mente. Es evidente que el físico es algo muy importante en la sociedad actual donde se nos recuerda cada día la importancia de tener una buena imagen. El estereotipo del “gordito feliz” cada vez se desmonta más y más pues todos sabemos las presiones y burlas a las que alguien con sobrepeso puede verse sometido en su vida diaria.

Por supuesto estamos hablando siempre de personas que realmente tienen motivos para no sentirse a gusto con su cuerpo ya sea por tener obesidad o sobrepeso. Es cierto que hay personas que incluso estando en su peso correcto no se ven así y no son felices, pero eso ya pertenece a otro tipo de trastornos.

Los trastornos psicológicos influyen en ambas direcciones.

Es cierto, muchas veces los trastornos psicológicos son la causa de que exista la obesidad: la bulimia, la falta de control de los impulsos, la ansiedad… todo eso puede causar trastornos en la alimentación que lleven a una persona a tener serios problemas de peso. Por eso no basta con una dieta para estar bien, hay que combinarla con ejercicio y buenos hábitos para combatir el estrés si realmente se quiere que funcione.

Pero entre las enfermedades causadas por la obesidad también están los problemas psicológicos. Muchas personas, sometidas a tremendas presiones sociales, acaban sufriendo depresión, baja autoestima o inseguridad. Además, en sus intentos poco sensatos por perder peso pueden acabar sufriendo trastornos alimenticios como la bulimia o la anorexia.

La inseguridad puede ser el primer paso hacia problemas aun más serios.

Cuando se sufre de obesidad es fácil caer en la inseguridad. Siempre hay personas crueles dispuestas a convertir al gordito en el objeto de burlas, la misma televisión lo hace en muchos casos. Además cuando hay un problema serio de peso es difícil vestir de una forma atractiva ya que hay poca ropa juvenil y adaptada para personas obesas y la que hay es cara.

La inseguridad hace que una persona tenga problemas para relacionarse socialmente, hacer amigos e incluso para conseguir trabajo. Son muchos los empleos en los que desgraciadamente rechazan a las personas con un físico que se salga de los estándares normales.

Todos estos factores hacen que la persona obesa comience a tener problemas de autoestima y a la larga pueden derivar en una depresión que en muchos casos acabará por ser profunda.

¿Una persona obesa es una persona que no se preocupa por su cuerpo?

En muchos casos esto no es cierto en absoluto. No hay enfermo que intente curarse con más ansias que un obeso. Ni nadie que lo intente tantas veces, una tras otra. Para darse cuenta de esto solo es necesario hablar con uno de ellos y le contará la de dietas que ha comenzado. La de veces que probablemente habrá perdido peso para luego recuperarlo todo y aun más y acabar sufriendo enfermedades causadas por la obesidad .

Normalmente una persona obesa es una persona mal informada, influida por las dietas bajas en grasas tan populares que van en contra de la naturaleza del hombre. En su afán por dejar atrás su problema se meten en una espiral de dietas hipocalóricas ineficaces que tan solo hacen que su frustración aumente y se sientan enfadados consigo mismo tras un fracaso más.

Cada vez que un obeso fracasa en su dieta su cuerpo y su mente pagan las consecuencias. Su cuerpo se pone flácido, se llena de estrías por los cambios de peso y esto hace que la persona se vea aun menos atractiva. Las enfermedades causadas por la obesidad tampoco ayudan a que quien la sufre se sienta mejor.

Deja un comentario