Maravilloso contraste para visitar en el Puente de Bastei

Maravilloso contraste para visitar en el Puente de Bastei
Puntúa este post

Cualquiera de las grandes ciudades en Alemania puede ser una grata experiencia para visitar en nuestro próximo viaje de turismo, aunque si somos amantes de la naturaleza también podríamos encontrar a otros cuantos entornos más para disfrutar en este gran país. Uno de ellos se ubica en el conocido Puente de Bastei, el cual guarda una armonía perfecta con la naturaleza para beneplácito de todos sus visitantes.

Los turistas españoles que visitan Alemania, suelen ir buscando lugares como este Puente de Bastei, que  forma parte de aquella belleza natural que podríamos estar encontrando en el Parque Nacional de la Suiza Sajona, lugar a donde podemos llegar si tomamos como punto de referencia a Dresde; en un pequeño recorrido en coche tendremos la posibilidad de disfrutar de lo mejor de esta naturaleza y aquellos paisajes que se distribuyen alrededor, todo ello formando parte de una especie de arquitectura sobre piedra arenisca que se ha conservado a lo largo de todos los siglos y que rodean al río Elba.

Vistas panorámicas desde el Puente de Bastei

Una vez que hayamos llegado hacia este parque nacional entonces quizá ya nos podamos encontrar en el Puente de Bastei, mismo que viene a ser considerado como uno de los pasos peatonales más hermosos de toda Europa. El mismo ha sido motivo de una gran cantidad de artistas, aunque vinculados directamente con la fotografía debido al maravilloso entorno que rodea al lugar. A pesar de que en sus inicios este Puente de Bastei fue construido exclusivamente en madera en el año de 1824, posteriormente se decidió reconstruirlo en piedra arenisca, algo que habría ocurrido para el año 1851.

Sobre este Puente de Bastei podemos tener una vista hacia cualquier lado en donde dirijamos nuestra mirada, estando quizá la principal atención hacia abajo en donde se encuentra el río Elba aproximadamente a unos 40 m de distancia desde este punto. El puente tiene aproximadamente 76 m de largo, mismo que se entremezcla con el color verde de la naturaleza imperante en el lugar; el punto de partida para llegar hasta aquí podría ser la localidad Rathen, misma que es cercana al puente se encuentra aproximadamente a unos 40 km de distancia al sureste de Dresde.