Melocotonero

Melocotonero
Puntúa este post

El melocotonero es un árbol frutal con hoja caduca de origen Chino. Pertenece a la especie Prucus persica. Llega a medir hasta 8 metros de altura.

En Sudamérica es conocido también como “Duraznero”, llamándose a su fruto, lo que nosotros conocemos como melocotón, “durazno”. En Aragón (España) también se les da otro nombre, “presco”.

Es un árbol con muy buena resistencia al frío, siempre que no esté en época de floración. Hasta temperaturas de unos 20 grados bajo cero es capaz de soportar con solvencia. Se da de forma abundante en todo el Hemisferio Norte, tanto en climas fríos como sobre todo en templados.

Si quieres cultivarlo en España podrás hacerlo en cualquier región por su buena capacidad de adaptación.

El melocotonero requiere de bastante luz, si bien una gran cantidad de horas solares a mucha intensidad podría llegar a dañar tanto el tronco como sus ramas.

Si deseas plantar un melocotonero la época ideal es al principio del invierno.

Hojas del melocotonero

Sus hojas son caducas como ya hemos explicado. Tienen un color verde con brillo y su forma es alargada y de borde aserrado.

Flores del melocotonero

Suelen aparecer individualmente o por parejas. Su color es rosa o rojizo, lo que los convierte en un árbol muy interesante para la decoración de jardines.

Fruto del melocotonero

El melocotón, presco o durazno es una fruta de buen tamaño cuya principal característica es el tacto aterciopelado que tiene. En su interior alberga un único hueso (que es su semilla).

No hay que olvidar que hay algunas variedades del melocotón que tienen la piel lisa:

– Nectarina: la nectarina es una variante mutada del melocotón. Mucha gente cree que es un injerto de ciruela con melocotón, pero no es así. Lo habitual es que la nectarina nazca del melocotonero como brote mutado. Es decir, no es extraño que un melocotonero de nectarinas como viceversa. Pueden tener la carne amarilla o blanca. Es probable que se cultivasen inicialmente en Asia, si bien la primera referencia documental es de 1616 en Inglaterra.
– Paraguaya o paraguayo
– Pavía: esta variedad en concreto tiene como peculiaridad que su carne está tremendamente adherida al hueso.
– Pelón

El color del melocotón es amarillo con trazas rojas. En países asiáticos y en Aragón hay melocotones de color más pálido, llamados melocotón blanco. Las variedades de Norteamérica son ligeramente más ácidos.

Cultivo del melocotonero

El melocotonero, como hemos comentado, se da bien en el hemisferio norte, pero no es viable en zonas subtropicales. La situación ideal es frío en invierno y alta temperatura en la época de verano, para que el melocotón madure correctamente.

Zonas de cultivo de melocotón

Entre los lugares de cultivo más importantes de melocotón destacan:

– California (Estados Unidos)
– Canadá
– China
– Colorado (Estados Unidos)
– Georgia (Estados Unidos)
– Países mediterráneos: España, Italia, Grecia, Francia.

Enfermedades del melocotonero

Enrollamiento de la hoja

Esta enfermedad del melocotonero se produce por el hongo Taphrina deformans. El mismo provoca una pérdida de hoja muy importante en el árbol. Esto no afecta de manera directa al melocotón, pero si disminuye de manera sensible su producción.

Gomosis

Esta es otra enfermedad de origen fúngico, producida por la Monilinia fructícola. Afecta al fruto.

Parásitos

El melocotonero es bastante propenso a albergar parásitos (insectos sobre todo) que pueden afectar a su producción. Entre los organismos que más lo parasitan destacan los pulgones (o áfidos) como:

– Pulgón harinoso (Hyalopterus amygdali)
– Pulgón marrón (Brachycaudus prunicola)
– Pulgón negro (Brachycaudus persicae)
– Pulgón verde (Myzus persicae)

También le afectan otros insectos como:

– Cochinilla blanca (Diaspis pentagona)
– Polilla de los borrones y los frutos (Anarsia lineatella)
– Polilla oriental del melocotón (Cydia molesta)
– Mariposa de la madera
– Mosca mediterránea de la fruta (Ceratitis capitata)
– Carcoma del almendro (Scolytus amygdali)

Plantación del Melocotonero

El melocotonero ha de plantarse en zonas de sol. Hay que tener en cuenta que requiere de una buena ventilación, dejándole espacio alrededor. Esto hará que el aire frío circule por las noches y el fresco por el día.

Se deben plantar a comienzos del invierno. Es la época ideal de plantación, ya que daremos el tiempo suficiente a las raíces para asentarse en el suelo y llegaremos a tiempo de una primera brotación de flores en primavera.

Recolección del Melocotonero

Aunque este dato puede variar según las zonas, la época de recolección más habitual es a principios Otoño.

Riego del melocotonero

El melocotonero requiere de un aporte continuo de agua (por goteo por ejemplo). Un árbol bien hidratado dará frutos con sabor más dulce. El consumo de agua es mayor en la época anterior a cosechar los melocotones.

Fertilizantes para el melocotonero

El melocotón, como casi todos los árboles frutales requiere de una cantidad importante de nutrientes:

– Durante todo el año es interesante aportarles abono NPK.
– Después de la recolección sería convenientes un buen aporte de estiércol orgánico.