Menú paleo para días especiales

Menú paleo para días especiales
Puntúa este post

Entrantes para un menú paleo para días especiales

Tener invitados a casa no es motivo para no seguir con las directrices de una dieta paleo sana, aunque sea con un menú paleo para días especiales . Un buen entrante para comenzar el menú podrían ser unos mejillones a la “vinagreta” paleolítica, un plato sencillo, sabroso y que combina lo mejor del mar y de la huerta. Evidentemente no es recomendable usar vinagre en la receta, este alimento contribuye a la descalcificación de los huesos y debe evitarse dentro de una alimentación sana siendo sustituido por limón.

Ingredientes para cuatro personas: 1kg de mejillones, ½ cebolla grande, ½ pimiento rojo, ½ pimiento verde, ½ cebolleta, 2 tomates pequeños, aceite de oliva, zumo de limón al gusto y laurel.

Preparación: se limpian bien las conchas de mejillón y se quitan las “barbas”. Se cuecen al vapor con unas hojas de laurel hasta que abren. Se retiran de la concha y se reserva una de las partes por cada mejillón. Se cortan todas las verduras en cuadraditos pequeños y se aliñan con aceite y limón abundantes. En cada concha se pone un mejillón con las verduras y puede servirse en una fuente decorada con rodajas de limón. Es un plato frío, por lo que es posible tenerlos preparados con antelación.

El plato fuerte, chuletas de vacuno con menestra.

Las chuletas de vaca o de ternera son un plato delicioso que admite todo tipo de preparaciones. A la parrilla son simplemente deliciosas, pero no todo el mundo tiene la posibilidad de realizar este menú palo para días especiales , porque para eso necesitamos un jardín y una barbacoa. Esta receta es fácil de realizar en casa.

Ingredientes: cuatro chuletas de vacuno, caldo de carne casero (debe de haberse reservado previamente aprovechando el agua de cocer carne o la grasa que suelte al asarse), perejil, ajo, vino blanco, aceite de oliva y dos cucharadas de  harina de almendra. Para la menestra: Verduras de temporada cocidas al vapor.

Preparación: se golpean las chuletas para ablandar la carne y se aliñan con el ajo y el perejil. A continuación se sellan en una sartén impregnada en un poco de aceite rociado en spray. Queremos sellar la carne, no freírla, de modo que quede ligeramente tostada por fuera pero cruda por dentro y de este modo se cocine manteniendo todo su jugo dentro. Una vez que tenemos la carne de ese modo ponemos las chuletas en una olla grande de barro. Añadimos aceite, el vino blanco (un vasito), el caldo (que cubra la carne)  y la harina de almendras. Lo ponemos al fuego tapado, a temperatura media/ baja y lo dejamos hacer despacio. Cuando lleve unos quince minutos añadimos las verduras mezclándolas bien con la salsa y dejamos que se haga al menos diez minutos más. Si no estamos seguros de que la carne esté lista le damos un corte con un cuchillo y lo comprobamos antes de servirla.

Los invitados se relamerán con el sabor de los dulces paleo.

En un menú para días especiales no puede faltar un postre dulce y que haga las delicias de los más golosos. Unas deliciosas manzanas asadas con dátiles e higos. Los dátiles y los higos pueden ser secos, o deshidratados, pero sin azúcar añadido. En caso de estar deshidratados acuérdese de ponerlos en agua antes de cocinarlos.

Ingredientes: cuatro manzanas de carne blanda y dulce, 4 higos troceados, 4 dátiles troceados, 70 gr. de nueces picadas, 120 gr. de miel y 4 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación: Se les quita el corazón a las manzanas, sin llegar al fondo, de modo que queden agujereadas pero cerradas por uno de los lados. Se rellenan con los higos y los dátiles. Coloque las manzanas en una fuente apta para horno, rocíelas con la miel y hornee durante 45 minutos aproximadamente a temperatura media. De vez en cuando recoja con una cuchara el jugo que sueltan y échelo por encima de las manzanas. Con las nueces y el aceite prepare una pasta con ayuda de la batidora. Al sacar las manzanas del horno vierta la pasta por encima y sírvalas calientes.

Deja un comentario