Recetas paleo con pescado azul

Recetas paleo con pescado azul
Puntúa este post

El pescado azul, sabroso, sano y fuente de Omega 3.

Durante muchos años el pescado azul fue muy denostado. Con las nuevas dietas bajas en grasa en las que no se discriminaba el tipo de grasa que se consumía, este pescado se consideraba poco sano. Por suerte es algo que actualmente se ha corregido y ya nadie duda de que la grasa del pescado azul es sana y beneficiosa para el organismo. Actualmente hasta los médicos más reticentes recomiendan este tipo de pescado para prevenir las enfermedades cardíacas ya que ayuda a reducir los niveles de colesterol y de triglicéridos. También es recomendable para evitar trombos ya que ayuda a que la sangre se vuelva más fluida.

Siempre es preferible comer en mayor medida pescados pequeños que aquellas piezas más grandes para evitar la acumulación de mercurio en el organismo, pero sin dejar de consumir todo tipo de pescado ya que sus beneficios son mucho mayores que los posibles riesgos que pueda acarrear para nuestro cuerpo. Su alto aporte de vitaminas como la A, B1, D o E, el calcio en yodo o en hierro hacen del pescado azul un alimento imprescindible en la dieta de toda la familia.

Receta sencilla de sardinas al horno.

Las sardinas son un pescado sabroso y barato que se puede cocinar de muchas formas. Quizás la más popular sea fritas o a la parrilla, pero también se pueden hacer al horno fácilmente. Los ingredientes se han calculado pensando en un primer plato, pero se pueden doblar y constituir un plato único.

Ingredientes para cuatro personas: 8 sardinas limpias y sin cabeza, el zumo de un limón, 4 dientes de ajo, perejil y aceite de oliva o de coco.

Preparación: se ponen las sardinas limpias sobre una fuente apta para horno, se cubren con los dientes de ajo fileteados y el perejil muy troceado. Se vierte sobre ellas el zumo de limón y el aceite y se hornean a 200 grados durante quince minutos.

Una sencilla ensalada de lechuga, tomate y cebolla condimentada con aceite de oliva, pimienta blanca y limón es el complemento ideal para este plato.

Atún al horno con verduras.

Una receta  llena de sabor que puede ser el plato fuerte de cualquier comida. El atún es un pescado muy apreciado por los deportistas por su alto contenido en proteínas, superior incluso al de la carne.

Ingredientes para cuatro personas: 4 rodajas grandes de atún, 4 pimientos,  250gr de setas o de champiñones, 6 tomates maduros,  1 calabacín, 1 berenjena, 1 cebolla y  laurel fresco.

Preparación: Se cortan los pimientos en tiras y se asan en una sartén con un poco de aceite de coco o de oliva en su defecto. Los tomates se pelan, se quitan las semillas con cuidado y se pasa por el pasapurés, se pueden reservar dos para cortar en rodajas y colocar con las verduras. En una olla de barro apta para hornos se pone un poco de aceite y se le da un par de vueltas al atún para que se haga por fuera. Se retiran las rodajas de pescado y en ese aceite se pone la cebolla cortada en tiras, el laurel y la salsa de tomate para que se cocine a fuego lento unos quince minutos. Se retira del fuego, se quita el laurel si no queremos que sepa demasiado a esta planta y se hace un lecho con los hongos, el calabacín y la berenjena cortado todo en rodajas. Encima se coloca el pescado y sobre este las tiras de pimiento asado. Horneamos durante 20 minutos a temperatura suave. Al sacarlo del horno podemos sazonar con un chorro de aceite de oliva en crudo.

Opcional: a la salsa de tomate se le puede añadir albahaca fresca, incluso sustituir el laurel por ella si nos resulta demasiado fuerte. Antes de introducir el pescado en el horno se puede espolvorar con cilantro muy picado.

Deja un comentario