Categorías
carpfishing

Historia y origen de la Carpa

Historia y origen de la carpa

En este artículo hablaremos sobre la carpa, sus orígenes e implantación en España.

De las piscifactorias al carpfishing

La carpa casi con toda probabilidad es el pez de agua dulce más extendido por la plataforma euroasiática, esto ha sido consecuencia de su amplia capacidad de adaptación para deleite de los amantes del carpfishing.

El origen de la carpa tenemos que buscarlo en Asia, en todo el continente asiático hay una verdadera devoción por la piscicultura en relación a las carpas, tratando de conseguir ejemplares multicolor con aletas alargadas.

Pero la historia de la carpa está ligada al viaje, de Asia se extendió por oriente medio gracias a los griegos, que vieron una fuente de alimento perfecta por varias razones; la primera su crecimiento, se conseguían ejemplares de buen tamaño, el mantenimiento era bajo y soportaba grandes densidades en estanques sin problema. Todo esto en una época donde conseguir pescado en zonas alejadas de la costa era un privilegio fue un factor determinante.

Los romanos llegaron después y como ocurrió con tantas otras cosas copiaron y mejoraron la idea de los griegos, expandiendo y perfeccionando la piscicultura hasta “sus confines” del mundo, de esta forma el consumo de pescado estaba al alcance de la mano de “casi” todo el mundo.

Ahora bien, la carpa llego a España de la mano de los romanos pero estaba principalmente en piscifactorías (alguna se escaparía), entonces ¿cómo se introdujo en el ecosistema? Este hecho llego con la caída del Imperio Romano (s. IV-V), en esta época con las invasiones germánicas las piscifactorías fueron siendo abandonadas, ya sea por revueltas, guerras, falta de dinero, desplazamiento de los ciudadanos a las urbes, etc., provocando la suelta de los ejemplares contenidos y su expansión por los ríos.

Las carpas vivieron con comodidad en nuestros ríos sometidas a una presión relativamente baja. La llegada del s.XX es donde se les presento dos nuevos retos para su superviviencia, la construcción de presas y la contaminación de las aguas. Pues bien, no solo supero estos retos sino que le sirvió para expandir la especie por encima de sus depredadores naturales, hasta tal punto que el servicio extinto del ICONA se vio obligado a introducir el lucio (primer caso embalse de Manzanares del Real, Madrid) para poder controlar densidades de población peligrosas para la propia especie.

Sin ninguna duda la carpa es la especie 4×4, alcanza grandes tamaños, es fuerte, luchadora y astuta; no nos extraña todo lo que conlleva el carpfishing.

Categorías
Navarra

Pescar en Navarra, carpas y barbos de pura fuerza

Pescar en Navarra, carpas y barbos de pura fuerza

Navarra muy injustamente en los últimos años ha perdido nombre en el mundo de la pesca, su normativa conservacionista en la pesca de la trucha (probablemente muy acertado) ha influido en el interés de algunos pescadores. Por suerte la pesca a mosca de carpas y barbos está en auge y aquí me atrevo a decir que es uno de los lugares que presenta mejores escenarios para la pesca en España. Pescar en Navarra, en concreto carpa y barbo puede ser una experiencia inolvidable.

Zonas de Pesca en Navarra

Navarra se divide en dos grandes zonas, la truchera en la parte “alta” y la de ciprínidos en la parte “baja”; en la parte alta si queremos ir a pescar truchas en Navarra tenemos que tener muy en cuenta la normativa, sus restricciones y por supuesto haber obtenido un permiso en el sorteo para disfrutar de sus aguas de alta montaña. La dificultad y el corto período de pesca hizo que la gente volviera los ojos a la pesca de carpas y barbos, y verdaderamente descubrieron un tesoro.

Especies de Pesca en Navarra

La pesca de la carpa y los barbos en las modalidades de pesca a mosca o carpfishing es un verdadero en placer; son peces de tamaño “medio” de entre 1 y 8 kg pero su característica principal es su lucha; son peces extremadamente bravos ya que hablamos de carpas y barbos de río que sufren varias crecidas al año, obligando al propio río a que estos ejemplares tengan que desarrollar más su musculatura y esto lo agradecemos los pescadores; si vienes notarás que para capturas de igual tamaño “sufrirás” un poquito más sacarlas del agua.

No lo dudes y visita Navarra.

Espero que este artículo titulado “Pescar en Navarra, carpas y barbos de pura fuerza” haya sido de tu interés.

Categorías
Castilla y Léon

Ricobayo a fondo, un Gran Destino de Pesca

Ricobayo es una localidad del municipio de Muelas del Pan, como también lo son Villaflor y Cerezal de Aliste, situada en la comarca de Alba, en la provincia de Zamora, perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla y León.

El embalse

El embalse de Ricobayo fue construido en el año 1934, tiene una superficie de 5.855 ha. El paraíso llamado Ricobayo, es impresionante para la pesca. Esta situado a menos de 1 km de la localidad de Ricobayo de Alba.

Alimentado por el río Esla, cuenta con una cuenca de 16.026 Km2, es un embalse muy largo, con multitud de reculas y abruptas orillas de granito, lugar ideal para el cobijo de las especies que lo habitan. El embalse de Ricobayo es prácticamente navegable en toda su extensión, unos 40 Km, hasta la desembocadura del río Esla a la altura del Puente de Quintos, por lo cual, lo convierte en un lugar idóneo para la práctica de la pesca desde embarcación.

Famoso también, por haberse realizado concursos de prestigio, como el encuentro Internacional Eurobass, el Latino del Bass y el Campeonato abierto de Lucio, todos ellos desde embarcación y los dos primeros, se han realizado en varias ocasiones, con motivo de la Semana Ibérica de la Caza y de la Pesca, realizada en Valladolid.

Si esta descripción es “superficial” del embalse de Ricobayo, esperen a la gran variedad y sobre todo al tamaño de las especies que lo habitan, como Lucios y Carpas de las llamadas de “dos cifras”, Barbos de gran tamaño y Black Bass nada despreciables.

Bajo estas aguas y con carácter general, predominan más las formaciones rocosas y los arenales que la vegetación, aunque esta tampoco escasea. Aún dando la sensación de poder ser un lugar con poca profundidad, nos encontramos con lugares que dependiendo de nivel hidrográfico del momento, puede llegar a 90 m. de profundidad, siendo lo habitual entre 30 y 40 metros.

Lucio en Ricobayo

Atendiendo a esta orografía nos encontramos especies como el Lucio, donde lo podemos encontrar cerca de la orillas, a la salida de reculas, escondido bajo troncos, raíces, rocas, vegetación y otros lugares que le ofrecen cobertura, como en los pilares de los puentes. En el embalse de Ricobayo el Lucio tiene su “suite”, ya que posee una buena calidad de agua para prosperar, nivel estable de las aguas, abundancia de peces pasto (Alburno) y vegetación, lo que hace que sus tamaños, en muchos casos, lleguen a sobrepasar los 10 Kg de peso.

Aunque popularmente tiene la fama de ser una pesca de invierno, la mejor época para pescar los grandes Lucios, es la primavera, cuando están preparándose para la freza y su movilidad aumenta en aguas menos profundas. Su alimentación es a base de otros peces, incluidos los de su propia especie, al igual que ranas y otros invertebrados.

Los señuelos para su captura, dado que es un depredador, se podría decir que son miles de peces artificiales y cucharillas principalmente. El cebo por excelencia es el pez vivo, pero hay que atender a la Ley de pesca de cada autonomía. Ante esta cantidad inmensa que se escapa a muchos pescadores, reivindicar la riqueza de nuestro lenguaje, para designar objetos y útiles de pesca. Para pescar no es necesario saber inglés.

Black Bass en Ricobayo

Otro de los inquilinos que habitan en Ricobayo, es el Black Bass, también denominado como Perca Americana o Lubina Negra. El hábitat para esta especie requiere en concreto de una buena cobertura vegetal sumergida, que le proporcione protección y alimento, sin descartar otros lugares como troncos sumergidos y rocas. Su apostadero se sitúa en playas pedregosas, lugares con cambios de vegetación y fondos escalonados, todos ellos protegidos por sombras.

Su alimentación es a base de otros peces, aunque también se alimenta de ranas, cangrejos, arañas e incluso de otros de su misma especie, si la necesidad lo requiere. La mejor época para pescar el Bass es de primavera a verano. Es una especie que se activa cuando la temperatura del agua aumenta, pero no hay que dejar de intentarlo en invierno, en contra de la creencia popular, ya que el gran Bass, aunque se encuentra en las profundidades, no puede dejar de alimentarse y proteger su territorio. En cuanto a los señuelos, al igual que en el caso del Lucio, son muchas las opciones e incluso más técnicas, por lo que sin entrar en muchos detalles, diremos que tanto los peces artificiales como los vinilos, son óptimos para la pesca de esta especie, siendo en el embalse de Ricobayo de un tamaño medio, llegando en muchos casos a más de 30 cm de longitud.

Ciprínidos en Ricobayo

Por último y no menos importante, nos encontramos a dos Ciprínidos, la Carpa y el Barbo, gladiadores de nuestras aguas.

Aunque en Ricobayo nos encontramos también con el Alburno, que no tiene especial interés, considerado especie invasora e introducido como “pez pasto” para otras especies, si tiene su importancia desde el punto de vista de la captura, a la hora de la iniciación de los “peques” de la familia. La gran cantidad que existen en estas aguas, junto con los equipos básicos que se necesitan para pescarlos, hace que este pez, “pique” a los futuros pescadores.

Otro Ciprínido que existe en este embalse, es la Tenca, muy apreciada gastronómicamente, pero escasa en su número y en lugares muy localizados.

Carpa en Ricobayo

En cuanto a la Carpa, tenemos la “real” o espejo, con pocas escamas y muy grandes, y la Carpacomún” con todo su cuerpo recubierto de escamas. Su hábitat se encuentra en aguas de curso lento o estancado, con temperaturas más o menos cálidas, son muy resistentes a la escasez de oxígeno. Su alimentación consiste en larvas de insectos, lombrices, plantas, algas y caracoles. Para ello suelen revolver el fondo en busca de alimento, donde las encontraremos a la hora de pescarlas. Aún pudiéndose pescar durante todo el año, la mejor época para su captura es a partir de la primavera, y sobre todo el verano, a primeras horas del día o al atardecer. Los cebos utilizados más comunes son, la lombriz de tierra, la patata, maíz, haba y trigo cocido, masillas, entre muchos otros.

La pesca de la Carpa, sea quizás, la que más cambios ha tenido en los últimos años, con respecto a la forma tradicional de pescarla, y sigue experimentando un continuo cambio, no solo en los cebos, sino que también y mucho, en las artes. Así, tenemos modalidades como la pesca a veleta, fondo, cuop, inglesa, boloñesa, mosca y por último la modalidad de carpfishing ( pesca de carpa ), orientado a la captura de grandes carpas. Aunque la Carpa, da la impresión de un pez tranquilo, una captura de gran tamaño, hace las delicias de cualquier pescador, experimentando sensaciones que con ningún otro tendrá, no por la especialización o técnica de dicha pesca, sino por la capacidad de lucha de este pez, que nunca se va a dar por vencido. En el embalse de Ricobayo hay multitud de lugares para este tipo de pesca y ejemplares de más de 10 kg, siendo pesos habituales los 3 Kg.

Barbo de Ricobayo

Por último, hablaremos del Barbo común, otro Ciprínido luchador en el agua. Aunque lo normal es encontrarlo en los ríos, también existe en los embalses y más en uno como el de Ricobayo, ya que el mismo cauce del río Esla es el causante de tal embalsamiento. El hábitat del Barbo está en lugares con vegetación sumergida, donde encuentran refugio y comida. Se alimentan principalmente de plantas y de pequeños peces, así como de cangrejos y pequeños moluscos. Los Barbos de embalse, igual que los de río, también les gustan las corrientes, por eso para su captura, debemos buscarlos en cualquier entrada de agua al embalse, ya sean regatos, arroyos, chorreras o río principal.

La mejor época para su captura es la primavera, sin olvidar que los resultados en otoño e invierno son muy buenos y no hay que dejar de tentarlos. En verano con el calor hay que buscarlos en mayores profundidades y en las primeras o últimas horas del día. En cuanto a los cebos, utilizaremos básicamente los mismos que para la carpa, así como todas sus artes, pero con algunas salvedades, ya que el Barbo también lo hace a pez artificial, dando excelentes resultados. Otros de los cebos estrella para el Barbo, es la ova en corrientes y el cangrejo, dando unos resultados espectaculares. Los Barbos que nos podemos encontrar en el embalse de Ricobayo rondan los 2 Kg de peso, siendo en muchos casos superiores.

Tanto la Carpa como el Barbo, por sus tamaños nunca se darán por vencidos, ante una inminente picada, utilizarán cualquier argucia para desclavarse, rozar el sedal sobre rocas, liarse en troncos y ramas sumergidos y huir a cualquier perdedero próximo, por lo que es importante fijarse en el lugar donde vamos a intentar su captura.

Tras esta pequeña exposición del PARAISO RICOBAYO, dada la variedad de especies que lo habitan, la espectacularidad de la gran superficie que ocupa y sobre todo, la cantidad y tamaño de estas especies, bien merece pasar unos días pescando en esta maravilla de lugar ya que es un gran destino de pesca.

Categorías
Extremadura

Marzo, mes de Lucios en Extremadura

Marzo, mes de Lucios en Extremadura

Ya se van alargando los días y las temperaturas son algo más benévolas (en algunas zonas) y esto los peces son los primeros en notarlo. Estos dos factores son especialmente relevantes en una de las regiones más importantes de Europa para la pesca de grandes depredadores Extremadura, en concreto en este caso para los Lucios.

Pesca de Lucios en Marzo

Extremadura es un excelente lugar de pesca de depredadores, por un lado el rango de temperaturas es óptimo y por otro, tal vez más importante, son las dimensiones de sus embalses que favorecen una amplia diversidad de especies (carpas, barbos, luciopercas, lucios, etc.) que proporcionan alimento suficiente para un desarrollo óptimo. Uno de los embalses que cumplen esas condiciones es el de Alcántara, ubicado en el norte de Extremadura, lindando casi con Portugal.

Pesca en el embalse de Alcántara

Es un paraje lleno de ruinas romanas dentro de las únicas dehesas extremeñas, el embalse es una oportunidad única en España, con unas dimensionales descomunales (hasta 60 km de largo) se hace imprescindible la utilización de embarcación para garantizarnos una buena jornada de éxito ya que así podremos rastrear las múltiples reculas para buscar a los lucios orillados; aparte de la pesca de grandes lucios, Alcántara ofrece otras grandes posibilidades como el black bass, lucioperca, siluros o muy en auge ahora, la pesca a mosca de carpas y barbos.

Una vez acabemos nuestra jornada de pesca podemos disfrutar de Alcántara, ciudad romana como ya hemos comentado y excelente lugar para la degustación de productos ibéricos de calidad donde sus gentes nos acogerán con los brazos abiertos.

Si estas pensando en empezar la temporada te recomendamos este destino, tienes muchas posibilidades de poder iniciar la temporada de tus sueños. Espero que este artículo titulado “Marzo, mes de Lucios en Extremadura” os haya servido de inspiración.

Categorías
Extremadura

En invierno Carpfishing y Spinning, ¿por qué no?

En este artículo queremos cambiar la idea de que la pesca deportiva solo se practica en los meses de clima venidero; hoy te proponemos destinos ideales para que hagas un viaje este otoño-invierno y disfrutes al máximo.

Lo primero es saber que en invierno podemos intentarlo en cualquier lugar (siempre que la normativa de pesca lo permita); pero si no soportas el frío con la caña y el carrete en la mano te recomendamos que viajes a Extremadura, hace frío, no lo vamos a negar pero es más llevadero que en otras zonas; y eso los peces lo notan.

En esta zona nos encontramos con 3 embalses magníficos en un radio de 50 km, García de Sola, Orellana y Cíjara.

Embalse de Orellana

En el embalse de Orellana te recomendamos la práctica del carpfishing y la pesca a la inglesa, es un embalse clásico de esta especie, existen ejemplares de gran tamaño ya que las carpas son de cierta de edad y las grandes dimensiones del pantano favorece su crecimiento.

Embalse de García de Sola

García de Sola nos parece el lugar el idóneo para la pesca del lucio y si te gustan las aves mejor, ya que es uno de los lugares de paso y refugio de las aves migratorias. Es un embalse alargado con múltiples reculas y profundidad muy variable, lo que hace que existan muchos escenarios con lo que podemos intentarlo a spinning o pescar con mosca, hay grandes lucios así que lleva buenos aparejos para evitar roturas.

Embalse de Cíjara

Por último tenemos el embalse de Cíjara, ideal para la carpa pero sobre todo para el lucio. Es más pequeño que los otros pero de extraordinario belleza paisajística ya que es un embalse ramificado y con multitud de islas que al igual que García de Sola nos permite muchas técnicas de pesca.

Esperamos que te animes a realizar un viaje de pesca este otoño-invierno y disfrutes de la pesca todo el año.